Investigación enfermera; evolución de una necesidad clave en la actualidad

Investigación enfermera; evolución de una necesidad clave en la actualidad

La investigación en enfermería se define como un proceso científico que valida y mejora el conocimiento existente y genera nuevo conocimiento que influye en la práctica enfermera, directa o indirectamente.

Para encontrar los primeros antecedentes, hemos de remontarnos a 1920. En Estados Unidos se empiezan a publicar los primeros estudios de casos clínicos en la revista American Journal of Nursing, (fundada en 1900). La investigación enfermera en este periodo se centraba exclusivamente en el análisis y descripción de un paciente o grupo de pacientes con una misma patología para conocer las mejores intervenciones sanitarias para ellos (estudio de casos).

Durante largo tiempo, la investigación enfermeras fue de tipo cuantitativo, hasta que a partir de 1980 se comenzaron a publicar estudios de tipo cualitativo, pero  hasta finales de la década de los 80 todos los estudios se ceñían al ámbito clínico, siendo solo a partir de entonces cuando  se empiezan a generar estudios de resultados, que pretenden conocer el efecto de los cuidados proporcionados por Enfermería en cuanto a satisfacción del propio paciente, a los costes que hayan supuesto las intervenciones realizadas y la eficacia de las mismas.

La evolución tardía de la profesión enfermera

Por desgracia, durante muchos años el conocimiento científico relacionado con el ámbito de la salud se ha asociado a con otros profesionales a los que, de manera tradicional, se les ha reconocido la capacidad investigadora (médicos, biólogos, químicos, etc.).

Esto ha tenido también mucho que ver con la evolución de la carrera profesional en relación con el ámbito académico, que ha evolucionado de manera dispar en los destientos países.

En España, la Enfermería reivindica un lugar en la Universidad desde comienzos de la década de los 70 en el siglo pasado, y estas no darán sus frutos hasta ser reconocida como carrera de rango universitario de Primer Ciclo, con la primera diplomatura de la promoción de titulados (1978-1981).

Ya desde el año 1996, el Consejo de Ministros del Consejo de Europa emitía un documento denominado “Investigación En Enfermería; Informe y Recomendaciones del Comité Europeo De Salud”, donde se ponía en relevancia la necesidad de la investigación de enfermería para desarrollar el conocimiento que guía y apoya la práctica y la disciplina de enfermería.

La evolución continuó siendo lenta, y en este aspecto, la Declaración de Bolonia de 1999 fue la que hizo posible que, por fin, pudiéramos optar a programas de máster y doctorado.

Implicaciones que ralentizaron los procesos

La importancia de estas afirmaciones y de sus intentos regulatorios residía en que la enfermería no había desempeñado las tareas de investigación inherentes a sus competencias; durante muchos años y había sido relegada a utilizar y dar como válido el conocimiento científico construido por otros profesionales, incluso teniendo que basar sus decisiones en la mera práctica habitual, ya que en muchas áreas no existían estudios serios que orientaran en la dirección adecuada.

Muchos expertos aluden a que la lentitud de evolución también se ha debido a que, hasta hace relativamente poco, las Escuelas Universitarias de Enfermería tampoco se esforzaron, ni ofrecieron contenidos adecuados al respecto en sus programas formativos.

Factor determinante también fue la existencia casi nula de redes de investigación enfermera en el pasado y la dificultad de los países hispanoparlantes para la difusión y relación con la lengua dominante en el ámbito científico de las publicaciones (inglés).

Esta situación parece dar un giro con la llegada de Bolonia (Espacio Europeo de Educación Superior – EEES) y en 2007 con la I Reunión Internacional de Redes de Enfermería, en Toledo (España), durante la IX Conferencia Iberolatinoamericana de la Asociación Latinoamericana de Escuelas y Facultades de Enfermería (ALADEFE).

Concepción actual de la investigación en enfermería

Hoy en día, los profesionales de enfermería están absolutamente concienciados con la necesidad de investigar y la oferta de formación adecuada para hacerlo se ha generalizado.

Aun así, seguimos encontrando barreras individuales y del entorno que nos dificultan la investigación en muchos campos de la enfermería:

  • Barreras públicas y de contexto; falta de recursos humanos, falta de medios, sobre todo, financieros, falta de reconocimiento social y profesional.
  • Barreras profesionales y personales; falta de formación y conocimiento en investigación, falta de conciencia por parte de las enfermeras, difusión inadecuada o nula de los hallazgos, resistencia al cambio y poca creatividad.
  • Barreras comunicativas; incapacidad para transmitirlo (las revistas dedicadas a la investigación científica tienen una repercusión mayor o menor en el mundo de las ciencias y a enfermería le cuesta publicar artículos de impacto). Es importante destacar, que dentro de la clasificación del JCR no hay revistas españolas (es decir, que, de las 100 revistas posicionadas en primer orden, ninguna publica en castellano, por lo que el idioma predominante es el inglés, ya que es el idioma internacional de la ciencia. De ahí se deduce la importancia de publicar los estudios en idioma anglosajón).

Investigar es claramente ya una necesidad

Es más que una necesidad; es un deber de todo profesional el reflexionar sobre la realidad y el contexto en el que actúa, obtener conocimiento y aplicarlo.

Es por ello, por lo que hay que insistir en la utilidad de los estudios sobre investigación en enfermería, para mejorar los servicios de salud, y poder diferenciar el que los planes de cuidados de enfermería son más sólidos si los basamos en la evidencia y no en la experiencia intuitiva.

La investigación cada día gana más peso a nivel curricular y se valora positivamente dentro de todos los procesos selectivos, por ello, desde la Escuela de Ciencias de la Salud, a pesar de las dificultades, os animamos a perseverar; a todos los que ya investigáis para que sigáis haciéndolo, y a los que aún no habéis empezado, para que os forméis adecuadamente y poco a poco, lo vayáis haciendo.

Necesitas más información

Ponte en contacto con nosotros

Si necesitas más información escríbenos explicando todas tus dudas. Te las intentaremos resolver lo antes posible

Contacto